Oh capitán, mi capitán

Bienvenido a la tierra de misterio y aventura de ¡Oh Capitán! en las Leyendas de Luma Tras ser rescatado de un naufragio por una criatura marina aterradora, Nukha, os encontráis en su guarida y descubrís que está repleta de tesoros. 

Tú y tus compañeros de tripulación estáis dispuestos a revolver la oscura cueva en busca de valiosos tesoros escondidos allí. De 3 a 6 jugadores os embarcaréis en una aventura de engaño y traición, sois los supervivientes de un naufragio tras navegar valientemente en el corazón de una tormenta en la que casi os dejáis la vida. Ahora la carrera ha comenzado y debéis ser los más rápidos en coger todos los tesoros posibles, manteniendo a vuestro arrogante capitán en la oscuridad. 

El objetivo de ¡Oh Capitán! es reunir todo el tesoro que puedas para venderlo a un grupo de nómadas que actualmente habitan la isla en la que estás atrapado. Un jugador al comienzo del juego adopta el papel del capitán y el resto se convierten en exploradores. Pero no cualquier explorador, eligen el papel de un aventurero concreto: Rojo, Lys, Ulrich, Nostromo, Siana y Luna, que puede ocultar los tesoros que ha encontrado manteniendo su patrimonio neto envuelto en misterio. Al igual que ella, el resto de personajes tienen también una habilidad especial. Rojo, por ejemplo, puede robar una moneda a otros jugadores cuando es el más pobre, de manera que nunca se descuelgue del todo del grupo.

Cada ronda de ¡Oh Capitán! comienza con un explorador que juega una carta de la cueva, de manera que los aventureros encuentran artículos valiosos como una pistola secreta, un antiguo guante de boxeo o un lámpara. Los artículos que encuentras solo puedes verlos tú y se los comunicas al capitán. Pero, ojo, porque puedes intentar jugar al despiste con él y puede que te pillen y tengas que pagar las consecuencias. Porque si el capitán decide comprar el tesoro, hay que enseñar la carta para averiguar si el explorador estaba diciendo la verdad. En ese caso, al comprar el artículo el capitán puede usar a partir de ese momento la habilidad especial que indique la carta. Pero si el capitán se niega a comprar el artículo, los poderes pasan al explorador. Que, dicho sea de paso, terminará usándolos contra el resto de jugadores.

Una partida de ¡Oh Capitán! termina cuando un jugador saca la carta de llegada. En ese momento los jugadores suman a los tesoros que hayan acumulado las bonificaciones que les correspondan por tener más pistolas, por ejemplo. El jugador con el total más alto se gana el respeto de los nómadas, montones de oro y es coronado ganador de la partida. Pero esto es solo el comienzo de las muchas aventuras que te esperan en la guarida del legendario monstruo Nukha. ¿Qué más os espera en esta tierra misteriosa? Descúbrelo en GAME ON Madrid, en La Nave Boetticher del 7 al 9 de Diciembre. ¡Al abordaje!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre la política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre la política de privacidad. Vea nuestros aviso legal e información adicional sobre protección de datos ACEPTAR/ACCEPT

Aviso de cookies